Cómo Dejar De Compararte

Comments icon 16 comentarios

Es una punzada en el estómago, seguida por un quemazón en la garganta.

Me refiero a la envidia, a lo que le sigue el desánimo y el “quien soy yo para hacer esto”, resultado de compararte.

Y es que casi puedo ver el verde de la envidia asomarse por tus mejillas cuando te comparas con otros… Cosas de nuestro tirano, de quien ya hablaremos otro día.

Fíjate qué hábiles somos que no nos comparamos con un pelacañas o una empresa de pacotilla, ¡faltaría más!

Siempre nos comparamos con el que tiene éxito. ¡Qué interesante! ¿Verdad?

Si quieres cargarte de un manotazo tu ilusión y empuje, compárate. Verás qué tal te sienta y cuán lejos llegas.

Compararte tiene las siguiente consecuencias:

  • Aumenta tu inseguridad y baja tu autoestima
  • Te pone nervioso, con la atención puesta siempre en los otros, siempre pendiente de lo que están haciendo y desenfoca la dirección de tu empresa
  • Te lleva a reaccionar copiando, no sólo en servicio, sino también en estilo. Pierdes así tu carisma y estilo, convierténdote en un segundón. Eres la mala versión del original, la copia pirata llena de taras del primero.

Nadie se libra de las comparaciones y todos hemos sentido, en mayor o menor medida, una punzada de envidia al ver en los demás el éxito que buscamos.

Así que en el vídeo de esta semana te doy cuatro consejos que te ayudarán a dejar de compararte y evitar las nefastas consecuencias de la envidia.

¿Listo? ¡Pues dale al play!

¡Ahora es tu turno!

Cuéntame:

¿Alguna vez te comparas o te has comparado con empresas o personas y has sentido envidia o desánimo?

De ser así, ¿cómo te lo has tomado y qué has hecho para reconducir ese sentimiento?

¡Deja un comentario a continuación!

Como siempre, muchas gracias por leer, mirar y dejarme ser parte de tu mundo.

Un abrazo

16 Comentarios

Olga Gutierrez

Muchas gracias Laura, a veces hay que escucharle a otro decirlo para hacerlo. Completamente contigo, tenemos que centrarnos en nuestro objetivo y nuestro cliente. Te sigo!.

Contestar
Cynthia

Hola Laura! me encantan tus tips y tu estilo… me maté de la risa cuando dijiste “de un día para el otro sentís que lo que haces es una auténtica mierda”… y es TAL CUAL!!!

Al comienzo me suscribí a todo porque quería tener claro lo que hacía la competencia, no para copiar sino todo lo contrario, si llegaba a publicar algo como ellos sentía que el resto diría se copió… asi que prefería estar al tanto de todos para después armar algo diferente.

Pero como vos decís, no solo me centraba en los demás, sino que perdía mucho tiempo y no focalizaba en lo que yo debía hacer… así que decidí desuscribirme a la mayoría de los newsletters y así poder focalizarme en lo mio..

Me ha pasado tambien ver que una empresa realiza una acción muy buena y sentir… como no se me ocurrió a mi… pero también me pone contenta como vos decis si lo hizo yo también podré hacer algo en un futuro.

Cuando comienzo a compararme con los demás, hago una pausa y pienso en las cosas reales que logré y así puedo ver que comparar no tiene sentido ya que es importante lo que he logrado hasta el momento… por supuesto de a poco , paso a paso… pero siempre en avance.

Gracias por tus consejos! son muy necesarios!

Contestar
Laura Ribas

Gracias a ti Cynthia por compartir tu experiencia. La comparación es un work in progress. Está bien inspirarse por los demás, pero siendo fiel a tu estilo!

Un fuerte abrazo!

Contestar
Roberto Arturo Ayala

Hola Laura. Te comento que esto me suele suceder con frecuecia. He detenido algunos infoproductos, precisamente porque comienzo a prejuzgar, comparandolos con los que hay en el mercado y la vocecita me alucina con este tema.

Es como si mis prospectos ya los conocieran todos los productos, allá afuera y los míos quedaran relegados…..waw…..

Bueno, con tus tips tan valiosos de hoy, tomo cartas en el asunto.

Un abrazo muy especial y gracias por todo !!

Contestar
Laura Ribas

Hola Arturo! Sí, nuestro crítico interno es todo un tirano! Céntrate en lo tuyo y desarrolla tu estilo. Ya sabes que es muy difícil inventar algo nuevo, pero sí puedes crear algo con tu estilo para la gente que le gusta tu estilo 🙂

Un abrazo!

Contestar
jfroyo

Hola Laura: Un estupendo artículo no menos el vídeo, ya que personalmente e experimentado y en gran parte me ha servido para sacar fuerzas y potenciar más mi esfuerzo en mis cosas y mi negocio, bien impulsado por ese gusanillo en las tripas, bien por el afán de superación y que no nos deja vivir si alguna cosas sale más y al vecino le sale genial, por ejemplo, aunque personalmente pienso que en la almohada se desarrollan muchas ideas y se solucionan muchos errores.

Personalmente, tengo que agradecerte este artículo, pues me ha inspirado para crear uno similar en mi pagina web y que te adelanto en primicia por estar programado para este próximo sábado. http://www.talleres-royo.com/la-comparacion-en-los-negocios/

Un Cordial Saludo
J. Fermín Royo

Contestar
Claudia

Hola Laura, este es un tema muy real y espero que tu post llegue a mucha gente que sufre de esto. La mentalidad de la escasez está muy arraigada en este país.

Uso las mismas herramientas que tú. A mi también me dan esos pequeños ataques y efectivamente elimino sus posts de mi timeline, me centro en lo mío y afirmo que hay suficiente para todos.

Me ayuda mucho la fé, el saber que soy creadora de mi realidad y que puedo conseguir todo lo que me proponga. La combinación de pensamiento positivo, afirmaciones y ley de la atracción! :-p

Aprovecho para preguntarte si podrías hacer un post sobre cómo estás haciendo tus vídeos. He notado que han mejorado mucho en calidad y producción. Sería genial que nos comentaras el equipo que estás usando, cómo trabajas la luz, y la edición.

Un besote

Contestar
Laura Ribas

Hola Claudia!

Muchas gracias por compartir tu experiencia! Sí yo también soy una defensora y practicante del pensamiento positivo, afirmaciones y creo en la ley de la atracción (mi vida es prueba de ello).

Me apunto tu sugerencia! No se me había ocurrido escribir sobre cómo hago los vídeos pero creo que hay mucha gente interesada.

Un abrazo!

Contestar
Diego Morales Consoli

La vida personal y empresarial es como montar en bicicleta, si dejas de pedalear pierdes el equilibrio! Muchas veces dejamos de. Pedalear para ver como lo hacen los otros, sin darnos cuenta que también podemos llegar a la meta

Contestar
Laura Ribas

Exacto! Centrándote en mejorar lo tuyo y en ayudar a tu cliente es como llegas a la excelencia.
Gracias por tu comentario Diego!

Contestar
Albert h

En mi caso (un negocio muy pequeño), tengo la sombra constante de las grandes empresas, y asi me lo recuerdan los clientes potenciales (sin estar suscrito a los newsletters).

A mi me sirven dos lecciones que aprendí de ti:

1. Distinguir-se de la competencia (servicio express)
2. Saber que hay trabajos que no puedo hacer (por mi dimensión de
empresa)

Gracias

Contestar
Eduardo

¡Hola Laura!
Gracias por tus vídeos, estoy aprendiendo más en unos días que en toda la vida…
Es cierto que el compararse no suele ser muy productivo, tanto a nivel empresarial como a nivel personal, porque cada uno tenemos algo que nos hace únicos.
Sí se pueden ver los defectos y virtudes de los demás para tratar de aprender y sacar lo mejor de cada situación, pero es cierto que perdemos mucho tiempo comparándonos cuando lo podríamos dedicar a cosas más productivas.

Un saludo

Contestar
Laura Ribas

Hola Eduardo! Bienvenido a bordo 🙂 Muchas gracias por tu comentario. Compararse constructivamente es un arte que pocos dominamos.

Contestar
César Vera

Hola Laura:

La verdad es que agradezco que hayas tocado este tema. Estoy en un proceso de comenzar mi nueva aventura como autónomo y no veas la de dudas y temores que surgen (me imagino que los habrás vivido ya).

El compararme me ha llevado a la parálisis y luego de muchas luchas internas, tu vídeo me llega como la estocada final para poder liberarme de muchos pesos.

Gracias por lo que aportas, que estoy seguro, te está retornando con mucha buena energía.

¡Un abrazo!

Contestar
Natalia

Hola Laura, enhorabuena por tu trabajo. Me está ayudando mucho ver algunos de tus vídeos y tomar nota de los consejos que das.

Mi caso concreto es que soy modelo, así que digamos que yo soy mi propia empresa y el “producto” que intento vender. Trato de hacer un esfuerzo en hacerme única y explotar mis posibilidades, no ser una copia, pero es realmente complicado en un mundo como este en el que hay tanta gente parecida y queriendo lo mismo. Me comparo mucho con compañeros que tienen éxito y a veces me cuesta no sentir envidia porque aunque siempre tengo proyectos, aún no he conseguido llegar a donde sueño y vivir de mi trabajo. Me sirve mucho lo que dices de “darme de baja de sus newsletters”, y estoy intentando pensar qué puedo hacer con las benditas redes sociales, twitter, facebook, instagram… que son una fuente inagotable de estímulos y comparaciones, donde todo el mundo trata de promocionarse y conseguir seguidores. Me gustaría usar las redes sociales de forma útil y no como fuente de cotilleo y comparación, de hecho las estoy aparcando por un tiempo porque han llegado a afectarme bastante y como tu dices dispersarme de mis objetivos al mermar mi autoestima, ahora trato de encontrar soluciones alternativas a estar conectada para informarme de todo y conseguir objetivos. Me encantaría que pudieras hacer un vídeo sobre este tema para personas como yo, que llevan la casa a cuestas y somos nuestra propia empresa. : )

¡Un abrazo y suerte con todo!

Contestar

Deja un comentario