Cómo gestionar mejor tu tiempo y tus tareas

Comments icon 8 comentarios

Es el mal de nuestra era, la falta de tiempo y el estrés. Nunca hemos vivido en una sociedad más eficiente y productiva y, sin embargo, siempre nos falta tiempo. ¡Qué paradoja! ¿verdad?

No sabes ni por dónde empezar. Sientes que las horas se te escurren entre los dedos y que, a pesar de trabajar todo el día y de ir corriendo como un pollo sin cabeza, no avanzas en los proyectos que más te importan.

Estás siempre apagando fuegos que te quitan tiempo que podrías dedicar a tareas más relevantes y te estresa la montaña de cosas que tienes pendiente de hacer.

La lista no para de crecer y tu agobio, en proporción a ella.

¿Cómo salir de este bucle? ¿Cómo poder gestionar mejor tu tiempo y tus tareas? ¿Cómo sacarle el máximo partido a tu día y cómo organizarte?

Creo que este es uno de los temas que más me preguntan. Normal. No eres el único en ello. Yo misma, si no vigilo, me desbordo y me siento avasallada por todos los proyectos y tareas que tengo que hacer.

Por suerte, sé darme cuenta de mi error y corrijo tan pronto como puedo. No entra en mi visión de vida ideal el estar estresada todo el día si lo puedo evitar.

Y es que, como autónomos y pequeños empresarios, somos nosotros mismos los que nos llenamos el plato. Así que está en nuestras manos cambiarlo.

En el vídeo de hoy comparto contigo los hábitos, trucos y herramientas que uso para ser más productiva, gestionar mejor mi tiempo, conseguir hacer las tareas que me propongo y hacer realidad mis proyectos en los timings que me marco.

Estoy segura de que te va a resultar muy útil 🙂

Haz click aquí para twittear mi mantra “Tomar decisiones es el mejor hábito de productividad que puedes tener”

¿Y tú? ¿Tienes algún hábito que te ayuda a ser más eficaz con tu tiempo y a saber elegir y priorizar tus proyectos y tareas? ¡Compártelo en los comentarios!

¡Por cierto!

Este jueves día 27 comienzo de nuevo a dar mis sesiones en directo de preguntas y respuestas sobre marketing, estrategia y desarrollo de negocio en mi grupo privado de Facebook. Es algo que voy a hacer cada dos semanas más o menos.

Así que si quieres poder asistir gratis a estas sesiones o ver la grabación en diferido  y tener la oportunidad de hacerme una pregunta directamente, apúntate aquí y en el email de confirmación tendrás el acceso al grupo.

¡Te espero en directo! 🙂

Un fuerte abrazo,

Laura

 

8 Comentarios

Annel Vazquez

Una vez leí que la gestión del tiempo no era real, sólo una ilusión, y seguí leyendo.
No es que nos falte tiempo, es que nos falta aclarar las prioridades decía el libro, y tuve un momento click en ese momento.
Creo que vivimos en una era de la falta de tiempo, por que jamás la humanidad había tenido la oportunidad de hacer tantas cosas, y estar desbordado es como poco, la consecuencia inevitable de tener muchas opciones, así que aceptar que no lo puedo hacer todo, es la primera tarea que tuve que cumplir, sin sentirme incompetente por el camino, por que claro ahí esta da dificultad más grande (desde mi punto de vista).

En otra ocasión vi uno de tus videos Laura, en el que decías que cuando uno llena su lista de tareas, debe preguntarse si esas tareas le acercan a su objetivo, y entonces se trata de priorizar y cumplir con las tareas importantes, aunque sea 1 al día. Ese es otro de los mantras que tengo en mi escritorio.

Finalmente, y de mi propia cosecha he descubierto algo, que puede que en plena era digital parezca anticuado. Pero yo la agenda de tareas (la de eventos es otro cantar), la tengo en una libreta de las de toda la vida, tipo bullet journal, y aunque soy artista, no la tengo ni dibujada ni decorada, es una herramienta y le doy caña con lo esencial. Y ¿por qué? Me interesa mucho la psicología y la relación cuerpo mente va mucho más allá de lo que podemos imaginar.
He probado con agendas tipo google calendar y otras aplicaciones, pero simplemente al final del día veía las coasas sin hacer y las excusas (también llamados razonamientos) que justificaban mi falta de compromiso con las tareas. Al final salía de la valoración del día inocente y con las cosas por hacer.
Sin embargo cuando cojo la libreta, apunto de mi puño y letra la sensación de compromiso es mayor y ya ni te cuento la sensación de tachar algo que llevaba días persiguiendo, ahí con energía dejando la marca hasta el otro lado del papel… puro placer de satisfacción. Además me pienso dos veces dónde apuntar mis tareas, por que es más complicado corregir en papel y me da una visión física de las tareas que hay por delante. Y por último, cada fin de mes, repaso mi cuaderno hojeo y veo el recorrido, a veces escribo un número de teléfono rápidamente, o escribo también una idea fugaz o un boceto rápido para ilustrar luego.
Vuelvo a decir que soy artista y mi vínculo con la creación material especial, y me apetecía compartirlo por si hay personas que cómo yo tienen cierto fetiche con la organización física 🙂

Para terminar mi comentario, me gustaría decir que antes de probar métodos, leí un montón, me comí muchos videos, pero cuando realmente entendí cómo podía solucionarme la vida la organización y priorizar, fue cuando realmente entendí lo leído y lo visto en vídeos. El conocimiento no es lo mismo que el aprendizaje, para aprender, hay que hacer. La cantidad de cosas que hay por hacer no se acaban nunca y te puedes sofisticar hasta donde quieras con la organización, y como todo el en la vida, no es una lección aprendida, sino un aprendizaje que evoluciona contigo.
Un abrazo y muchas gracias Laura por qué si algún día se te olvida, has cambiado y cambias la vida de muchas personas. Y por su puesto si alguien más se ha leído mi tostón, mil gracias también :-).

Contestar
Ana

Super realista, Laura. Es así, es cuestión de decidir qué vamos a (poder) hacer o que vamos a (querer) dejar fuera.
En el vídeo suenas hasta un poco harta de qué la gente se meta en berenjenales sola y luego diga “es que no me cunde”… Gracias por tu inspiration.

Contestar
Sara Suberviola

Como siempre un placer leerte y escucharte Laura. La verdad que tus consejos son muy sencillo y muy prácticos. Por desgracia son cosas que no siempre hacemos o tenemos en cuenta. Me he sentido muy identificada al escucharte. Una de las cosas que hacía mal era aceptar todas las propuestas sin poner filtros a colaboraciones ni clientes, y a veces pierdes más de lo que ganas por no saber decir “no”. Otra era tener mas de una herramienta para la gestión del día a día en lugar de usar las básicas, perdiendo luego tiempo en vúscar donde tienes cada cosa.

Contestar
Sara Suberviola

Como siempre un placer leerte y escucharte Laura 🙂 La verdad que tus consejos son muy sencillo y muy prácticos. Por desgracia son cosas que no siempre hacemos o tenemos en cuenta. ¡Me he sentido muy identificada al escucharte! Una de las cosas que hacía mal era aceptar todas las propuestas sin poner filtros a colaboraciones ni clientes, y a veces pierdes más de lo que ganas por no saber decir “no”. Otra era tener más de una herramienta para la gestión del día a día en lugar de usar las básicas, perdiendo luego tiempo en buscar donde tienes cada cosa. Y por último, perder demasiado tiempo en las pequeñas cosas. Hay cantidad de información que nos llega pro email, redes, grupos de Whatshapp,o Telegram. Todas ellas nos distraen mucho y la verdad es que un ratito de cada una hacen que pierdas un montón de tiempo, y al finalizar el día sientas que no hayas sido nada productiva… Ahora me organizo el día sabiendo qué tengo que hacer a cada momento y siendo metódica en los procesos. Eso hace que tenga una rutina y unas horas establecidas para cara tarea. PD: Las herramientas que más me ayudan en mi día a día son la Suit de Google, Slack para proyectos conjuntos en remoto y Trello.

Contestar
Leticia Diaz Pardo

Me encanta el video y los consejos. Tienes razón en que es sencillo, tanta razón como en que lo sencillo está la clave de todo 🙂

Nos vemos en tus live / videos
gracias,

leticia

Contestar
Adrià García Sancho

Muy buen resumen de cosas tan obvias como necesarias y erratas típicas. Gracias Laura!

Contestar
Laia

Tus consejos son oro puro, Laura. Yo también coincido con Annel que, por cierto te conozco de Emprencamp ;), escribir tus tareas de tu puño y letra hace que te comprometa a hacerlas. A mi la planificación analógica me funciona mejor aunque a veces me siento demasiado optimista y como tú, también me lleno demasiado el plato (me ha encantado esa comparación).
No perder el foco, ajustar el tiempo disponible, decidir y pasar a la acción pero sobretodo TERMINAR una tarea como mínimo, aunque te vayas a dormir a las 500, son los mejores consejos que nos podrías dar. Muchas gracias de nuevo por tu sabiduría y generosidad. Hay gente que de esta información monta eventos, incluso “agendas”…

Contestar

Deja un comentario