Cómo persistir cuando todo se pone cuesta arriba

Comments icon 1 comentarios

Recuerdo vivir una época hace años donde parecía que la Vida había entendido mal mis sueños y deseos. Yo anhelaba una familia y un negocio rentable pero la vida me mandó justo lo contrario: el cierre de un negocio, la ruina y una ruptura sentimental sonada a una edad donde “en teoría” debería tener la vida encaminada.

No entendía cómo podía haber ido todo tan al revés de lo que yo quería con lo mucho que había puesto de mi parte para que todo funcionara.

Si alguien me hubiera dicho entonces que confiara, que todo iría bien, le hubiera tachado de cínico.

Pero si de algo tengo suerte es de haber nacido con el don de la persistencia (o de la cabezonería según algunos). Creo sinceramente que las cosas y experiencias que he conseguido me las ha terminado dando la Vida por pesada, por no abandonar, por insistir incluso cuando la gente a mi alrededor me empieza a decir que si no sería mejor dejarlo correr.

Por eso, si tú estás en un momento de incertidumbre, donde todo parece obstáculos, donde lo que sueñas se resiste, donde todo se hace cuesta arriba hasta el punto de cuestionarte de si es ese el camino que debes seguir, el vídeo que hoy te entrego es especialmente para ti.

En él comparto tres herramientas (por llamarlas de alguna forma) que me ayudan en momentos de crisis e incertidumbre. Espero que también te ayuden a ti:

Recursos mencionados en el vídeo:

¿Eres exigente contigo mismo? Haz esto. Ya.

Cómo tener fe ante la adversidad

Muchas gracias por estar aquí, por leerme y por ver mis vídeos.

Te mando un fuerte abrazo,

Laura

One Comentario

Marta Bernal

¡Hola, Laura!
Antes de nada, darte las gracias por el maravilloso vídeo que has creado. Así como, los tips que compartes en él ya que ayuda muchísimo cuando te encuentras hasta el cuello, haciendo cambios, creando nuevos servicios para hacer que tu proyecto cumpla los objetivos que deseas.
Tu misión es la clave para seguir motivado, cambiar tu actitud y seguir pensando en positivo.
También es cierto que si no te mimas, no te quieres y te cuidas… Tanto reproche te hunde en la miseria y no ayuda a buscar acciones que te permitan cambiar la situación en la que te encuentras.
Y lo de confiar… ¡uf! Qué me ha costado hacerlo. Aunque debo decir que cuando he confiado en la vida, en los resultados y me he dejado llevar, el rumbo de las cosas ha cambiado.
Ante todo, me quedo con quererse, pensar en positivo para aplicar cambios y no olvidar nunca para qué haces lo que haces.
Muchas gracias por todo.
Un fuerte abrazo 🙂

Contestar

Deja un comentario